jueves, 14 de septiembre de 2006

Detectives nocturnos ( I ) : Los hechos sucedidos en el caso del Doctor Morgan

Hoy os voy a proponer jugar a los detectives. Os contaré un relato que espero os haga pensar, indagar y......pasar la noche un poquito más despiertos.

El año 1967 no prometía mucho. El momento que estaba pasando la ciudad de Barcelona con las recientes heladas no hacian presagiar que esas navidades fueran a dar la entrada al año nuevo con la alegría que habitualmente se desbordaba entre sus habitantes.
Los escasos coches que circulaban por el pequeño pueblo de Alella tenían problemas tremendos para llegar a la ciudad, y varios de ellos aprovechaban el paso por el pueblo para repostar, tomar café, e incluso alojarse en alguna posada ante el empeoramiento de las condiciones climatológicas.
El vehículo en el que viajaba el Doctor Mathew Morgan con su familia tenía , sin embargo, una pretensión diferente en el pueblo. Había sido citado por correspondencia certificada días atrás para asistir a una cita de forma confidencial y presentándose completamente sólo .La carta la había enviado ni más ni menos que D.Herminio González del Riego, el médico jefe de la unidad de investigación biosantaria del hospital general de Barcelona. En ella , entre otras cosas, le adelantaba la noticia del fallecimiento del subdirector general del centro, que colabaraba junto a el y a D. Julio Dionisio Barcala, Cirujano jefe del hospital, en el proyecto más caro y avanzado que había desarrollado el país en la rama de la medicina; un proyecto de investigación de vacuna contra la meningitis.
Una vez encontró alojamiento para su familia, el Dr. Morgan , británico afincado en Barcelona hacía tres años y famoso por sus avances en las vacunas de la gripe y en tratamientos para la diabétis recientemente, acudió puntual a la cita.
La cita fue en una casa de campo propiedad del Dr. González con amplias cancillas de entrada, altos muros, y frondoso jardín de árboles y setos hasta llegar a la vivienda, manteniendo un estilo antiguo que la niebla de la caída de la tarde hacía muy solitario.
Allí en la casa sólo se encontraban el Dr. González y el Dr. Barcala, que tras un cordial recibimiento le comentaron que estaban interesados en el para formar parte del proyecto secreto que estaban elaborando, y que eso supondría participar tanto de la investigación científica como del reparto de futuros beneficios que a la postre conllevará.
No fue necesario un largo convencimiento, a las pocas horas los tres hombres estaban subidos al mismo barco. El Dr. Morgan tuvo que firmar un par de documentos en los cuales establecia su compromiso de confidencialidad de los avances realizados y de fidelidad absoluta a sus colegas.
Una vez el Dr. Morgan se despidió para comenzar al día siguiente a trabajar, se le ocurrió celebrar una cena esa misma noche para celebrar tan importante ocasión. Los otros dos caballeros aceptaron, y se sorprendieron ante la insistencia del británico de que no estuvieran presentes las esposas en dicha cena, alegando que de ese modo podrían más rápido comenzar a congeniar los tres juntos.
El Dr. Morgan los citó a las nueve en punto en una vieja taberna que alquiló para la celebración . Allí al llegar tendrían la comida preparada, la mesa puesta y el mueble bar repleto de whisky , cava y cognac. Estarían los tres sólos.
Dado que una oportunidad así no se le presenta todos los días, el Dr. Morgan ideó un plan para “deshacerse” de sus colegas y ser el único heredero de los avances alcanzados en dicho proyecto, del que se veía holgado de completarlo sólo. La máxima estaba clara: Sólo podía quedar el vivo antes de que saliera el sol, con el tiempo suficiente de destruír cualquier prueba que lo relacionara con los cadáveres.
A las nueve menos cinco minutos aproximadamente, los tres se encontraban ya en la puerta de la taberna. El personal de cocina se había ido media hora antes y nadie vió juntos a los tres caballeros.
La cena tuvo conversaciones largas y distendidas, tomaron vino, comieron cordero asado con patatas, se tomaron su taza de café, su copita de cognac y se fumaron un puro.
Poco después, y sentados en unos cómodos sofás, se tomaron un vaso de whisky con hielo cada uno. El Dr. Morgan, poco aficionado al whisky , se lo bebió de un solo trago, mientras que sus compañeros saborearon el vaso al tiempo que comentaban la calidad de ese delicioso licor escocés.
Una vez terminado el vaso de whisky todos , el Dr. Morgan pudo complaciente comprobar como sus compañeros se desplomaban en el suelo envenenados, perdiendo la vida en escasos segundos.
-Ya esta, esta hecho, se dijo mientras eliminaba todo tipo de pruebas, no me descubrirían nunca.
¿Como pudo el Dr.Morgan salir indemne de esta cena habiendo tomado la misma comida y la misma bebida que sus dos compañeros?
¿De que forma los envenenó?
La respuesta la daré el Martes 19. Pero contestaré a todas las respuestas que me deais, porque seguro que dais con la solución antes.
Seguir disfrutando de la luna llena. Buenas Noches.

10 comentarios:

Radicacho dijo...

Despues de leermelo del tirón, siempre dije que el guión de nuestro futuro corto deberías escribirlo tu; creo que he encontrado la solución.
No la pongo por no hacer el ridiculo como siempre pero; ¿tiene algo que ver con el hecho de que Morgan tome el Whisky caliente y el resto se lo tomen "frio"?.

sett dijo...

Ayy radichacho, ese corto es una asignatura pendiente que no deberia esperar mucho mas.
Respecto a lo del whisky te dire que tiene que ver algo,sí.Algo.

Mr Roboto dijo...

Bueno va,me arriesgare :P ¿Habia tomado el doctor morgan el antidoto antes de la cena?

Anónimo dijo...

Fácil...el venenno estab en el interior del hielo XD.

Muy bueno el relato.

sett dijo...

Pues no, Roboto, no lo habia tomado antes.
El acertante es "el usuario anonimo", ya que al estar el veneno en el interior del hielo,y beber rápido, no le permitio que le hiciera efecto.No se quien eres, pero te felicito, y espero volver a verte por aqui.
Gracias por el cumplido tambien.

sett dijo...

Por cierto, lo de que hubiera heladas en la ciudad lo hice para dar un poco de ideas...hielo, heladasss...al que lo pensara.
Pero bueno, veo que hemos tenido un concursante muy rapido.

Duna dijo...

Fíjate que cuando se plantea la insistencia de la ausencia de las esposas, esperaba que fuera con otra finalidad...

PD: El hecho de que se desarrollará en Barcelona y Alella...es por algo en especial?

sett dijo...

Pues no se monologuista, ...la inspiración la tuve de un tirón y si me planteaba las cosas posiblemente no me saldría como al final me gustó.
Me encajó bien la idea de Alella, de la ciudad condal....ya ves, uno es así de extraño.Yo que soy gallego...

Anónimo dijo...

que hay de premio para el ganador ?¿?

afrodita dijo...

Mmmmm.... Siempre me han gustado las novelas policiacas, en donde uno puede poner en funcionamiento su "cabecita" para imaginar, investigar y averiguar quien es el/los malo/s
Sin duda, Set, te felicito porque has conseguido atraerme totalmente a tu relato y quedarme inmersa en esa taberna intentando saber que pasaria.
Ademas de considerarme una gran lectora tambien me considero bueno actriz asi que.... no dudes en pensar en mi el dia en que decidas poner en marcha tus, en principio, cortos. Porque estoy segura que seran muchos y muy buenos.