miércoles, 4 de octubre de 2006

Curiosidades de la noche ( IV ): La visita que recibió Andreucho

Estaba un dia Andreucho durmiendo plácidamente cuando su amada esposa lo despertó. A Andreucho , que no le gustaba nada que lo despertasen antes de las doce del mediodía ,le pareció fatal que lo hiciera su esposa.
-Ya puedes tener una buena razón para haberme interrumpido el sueño, esposa mia, ¿que te ocurre?,¿ No te entretienes con las cerdas?
-Oh esposo, esposo..tu siempre tan desconfiado, la razón de despertarte no es para fastidiar, ni tampoco porque me aburra, pues sabes que a mi nuestras seis cerdas me tienen todo el dia entretenida. Solo vengo a decirte que aqui hay una señora en casa que dice ser tu amiga y que acaba de llegar de Alemania, y arde en deseos de verte.
-Vaya,pues dile que suba, dile que suba, a ver que señora tengo el placer de recibir en esta nuestra casa.
Al cabo de unos minutos una mujer entró en la habitación de Andreucho. Era alta, de piernas largas y fibrosas, delgada, de melena larga y morena y de tez blanca. Llevaba un vestido rojo hasta los tobillos con escote y sin mangas. Al llegar al borde de la cama le dedicó una sonrisa :
-¿Andreucho, no te acuerdas de mi?
-Pues ahora que pienso....uff, no tengo ni idea
-Ay, Andreucho, soy Josefa,¿no te acuerdas? Yo nací y viví en este pueblo hasta los 15 años, y me tuve que ir a Alemania con mis padres cuando emigraron.
-Josefa...ah ahora empiezo a recordar, sí, tu vivias en la casa junto al río, la que tenía un molino grande..
-Siii, esa era yo, no te acuerdas lo bien que lo pasábamos juntos, yo era una cría y tu bastante mayor que yo, pero no me olvido que fuiste tu quien me hizo mujer....
Andreucho se sonrojó y no dudó en ser caballeroso:
-Bueno, Josefa, ya sabes que yo...unos dias con unas, otros dias con otras, no iba a dejar que te fueras a Alemania a que te estrenara un germano!!!
-Ese dia en la cuadra me echaste un polvo tan salvaje que hasta los caballos se asustaban, Andreucho, ayyy, como me gustaría repetir tema contigo...

Andreucho entonces recordó su condición de casado, y muy cortésmente le rechazo tan suculenta proposición, pero Josefa , lejos de enojarse, invitó a Andreucho a irse de juerga los dos toda la noche para recordar viejos tiempos.

-“eres una gran amiga y me encantaría irme de marcha contigo, pero te juro por la gloria de mi madre que ando sin un duro”, le contestó nuestro fiel y audaz amigo.
-“No pasa nada, yo tampoco”,dijo la Josefa, “tu lo unico que tienes que hacer es traer un chorizo de casa y ya veras como bebemos gratis toda la noche. Te espero a las doce en la plaza de la iglesia”
Una vez su esposa le dió permiso para irse de juerga con Josefa,y le dió las buenas noches a las cerdas, Andreucho a las doce estaba como un clavo en la plaza de la iglesia con su chorizo en la mano. Allí estaba Josefa, que sin tiempo que perder le dió las instrucciones:
-“Tu tienes que meterte el chorizo en el calzoncillo, y cuando hayamos bebido en el bar, yo te saco el chorizo y empiezo a chuparlo, entonces nos echarán y nos vamos a otro, y así no pagamos ni un duro”
Andreucho le hizo caso a su amiga, y se colocó su chorizo dentro del calzoncillo, lo que le hacia parecer que tenía mucho más paquete.
Al terminar de beberse tres copas de cognac cada uno en el primer bar, Josefa procedió a desabrochar la pitrina de su amigo, sacar el chorizo y chupetear, casi sin tiempo a que el dueño del bar, escandalizado, los echara a grito pelado:
-Fuera de aquí, malnacidos, iros a un motel, degenerados......!
Tanto se divirtieron, y tantas ganas tenian de beber, que repitieron la operación en 12 bares más, donde a cada cual más eran insultados...con palabras como “asquerosos”, “exhibicionistas” y “ provocadores”.
Josefa, que llevaba una merluza como un piano, le dijo a Andreucho:
-“este va a ser el ultimo bar al que vamos, ya no puedo beber más”
-“Estoy de acuerdo, pero esta vez comete el chorizo”, contestó Andreucho, más borracho que ella si cabe.
-“¿El chorizo?”, dijo Josefa sonriendo a la vez que sorprendida,” pero si el chorizo me lo comí en el cuarto bar”

5 comentarios:

Radicacho dijo...

Zoofilico, adultero, espero que no esté basado en hechos reales ese personaje.
Y que pasa que en el cuarto bar ya estaba borracho perdido o que de tanto darle amor a las cerdas se le quedo insensible de por vida y ya no nota nada?
¿Que tiene que decir su mujer a todo esto?, porque menuda cornamenta debe llevar.

maty dijo...

el final se veia venir ya jajjaja si k dbia ir borracho si xDDD pa no darse ni cuenta
besiños primiñoo

david dijo...

jojojojojo me escojono contigo tio, vaya historia mas rara
el tio este le daba las buenas noches a las cerdas y su mujer le deja ir de marcha con una amiga...esta bien el tema.

Duna dijo...

Hasta hoy no me hábía leido esta historia. Imaginaba que acabaría ella probando las mieles de él...solo que no esperaba que él no disfrutara los momentos que ella le dedicaba en cada bar.

Me ha encantado especialmente lo de '....me echaste un polvo tan salvaje.....cómo me gustaría repetir tema contigo' Ufff, genial momento para Andreucho, que debió sentir un subidón tremendo.

sett dijo...

Cualquier persona que despues de haber hecho algo de tipo sexual con otra, y despues de mucho tiempo vaya y le diga que tiene ganas de volver a repetir eso, tiene que sentar muy bien y poner de fiebre para arriba.
La verdad es que es una lástima muy grande que no pudiera Andreucho disfrutar de eses momentos, porque hubiera disfrutado.
Yo la verdad leyendo esta historia me esperaba tambien que ella probara sus mieles, unas mieles que tan atrayentes nos hacen a las personas y nos unen en momentos de lo más....goloso